TRABAJE POR SU SALUD

LOS COSMETICOS PUEDEN TENER UNA CONTRIBUCIÓN EN LA CALIDAD DE VIDA

  

I.Q y M EN C.  MA. TERESA ALVAREZ
LABORATORIOS JABOTIERE 
 

Cuando se piensa en tratamientos cosméticos generalmente se les asocia con el estado de la piel o bien en el caso de los masajes corporales con un tratamiento reductivo,  pero pocas veces se le relaciona con una mejora en la calidad de vida y con  el estado general de salud de las personas.  Las  tendencias actuales  de la cosmética se orientan hacia este concepto, sentirnos bien tanto física como emocionalmente después de haber recibido  un tratamiento.

 

EL ESTRÉS Y LAS CONDICIONES DE LA PIEL

 

Las últimas investigaciones en el área de la cosmética mundial van dirigidas  a la influencia que los factores fisiológicos y psicológicos estresantes  tienen en las funciones cutáneas.  La piel se afecta en forma notable cuando estamos expuestos al estrés, esto produce activación de los mecanismos de defensa y por lo tanto manifestaciones mas notorias en personas con piel sensible.

El cortisol es una hormona que se incrementa ante situaciones de estrés físico.

Se han realizado experimentos con un grupo de panelistas quienes fueron sometidos a situaciones de estrés durante una hora  observándose que las funciones fisiológicas cutáneas se vieron afectadas posterior al estrés fisiológico como psíquico entre ellas su “ función barrera”.

El estrés ocasiona falta de vitalidad en la piel, contracción muscular y  por ende aumento en el número y profundidad de las  arrugas.

 

Ciertas moléculas volátiles reconocidas por los sistemas receptores olfatorios mandan información a la corteza cerebral y la zona límbica, que está fuertemente ligada a la experiencia emocional e influyen en el sistema nervioso y endócrino.

El atractivo del aroma produce además de efectos relajantes del estrés,  una mejora en las características de la piel.  Los últimos estudios demuestran por ejemplo que sustancias odoríferas agradables tienen un efecto inhibidor del estrés, ya que los niveles de cortisol en el plasma y en la saliva disminuyen, y como consecuencia se obtuvieron mejoras en las características de la piel como aumento en la hidratación y regularización en los niveles de sebo.

Ciertos aceites esenciales como la lavanda, y algunos cítricos tienen también estos mismos efectos

 

EFECTOS PSICONEUROINMUNOLÓGICOS DE LOS PRODUCTOS COSMETICOS

 

La aplicación de un producto cosmético a la piel genera un canal de percepción que resulta de las conexiones nerviosas entre la piel y el sistema nervioso central.

 

Las últimas investigaciones en el área de la Química Cosmética muestran resultados favorables  entre el sentirse bien que se obtiene al aplicarse un producto cosmético y la respuesta inmunológica.  Estos hallazgos de obtuvieron midiendo los niveles de la inmunoglobulina A antes y después de la aplicación de un producto cosmético.

 

Se identificó incremento en la inmunoglobulina A lo que indica  activación del sistema inmune del organismo.

Es interesante estudiar la habilidad que ciertas formulaciones cosméticas tienen de influir en el comportamiento de los usuarios para producirles placer y bienestar en adición a los efectos cosméticos y el como pueden contribuir a un efecto neuropsicosensorial y mejor calidad de vida.

LOS EFECTOS DEL MASAJE

  

El masaje se ha utilizado desde la antigüedad como un tratamiento médico y de belleza.  Se han estudiado los efectos fisiológicos del masaje y su relación con la salud identificándose resultados favorables.

 

Algunos de los indicadores fisiológicos del efecto del masaje en el organismo son el flujo sanguíneo, la temperatura de la piel, el pulso, los latidos del corazón, la presión sanguínea, las ondas cerebrales; la hidratación  y la flexibilidad de la piel. Dentro de sus efectos psicológicos se incluye relajación y disminución de los niveles de estrés.

En la piel se tienen varios receptores sensoriales  al tacto, presión, textura y percepción de calor y frío.  Las estimulaciones recibidas son transmitidas a través de las fibras nerviosas al tálamo y de ahí al área del cerebro denominada somatosensorial  que se encuentra en la corteza cerebral.  La estimulación es enviada al cerebro como una sensación de placer originada por la interacción entre la técnica y la duración  del masaje. Esta sensación de placer se conecta directamente a los efectos de relajación, calma y alivio del estrés, ya que tiene también conexiones con el tálamo y el sistema límbico. 

Uno de los indicadores fisiológicos más importantes y más estudiados actualmente son  también las mediciones en los niveles de cortisol y de inmunoglobulina A en la saliva antes y después de recibir un masaje.

Los cambios en los niveles del cortisol  relacionados con el estrés fueron monitoreados antes y después de recibir un masaje.  Al recibir el masaje  los niveles de cortisol bajaron notablemente.

Los beneficios de los tratamientos faciales y corporales tienen una nueva dimensión, trabajar por la salud al darse la oportunidad de recibir un tratamiento facial o corporal.